Mantequilla blanca artesanal apureña alcanza otras ciudades del territorio nacional

Este rubro, tan tradicional en la gastronomía llanera, pues se consigue en cada puesto de comida, en las rutas gastronómicas, en las mesas de las familias, es producida en un orden de 200 unidades por día.

Tres generaciones de productores de mantequilla blanca artesanal  y derivados de la leche, han marcado a la familia Querales, en el sector Las Tabletas del municipio Biruaca,  que desde muy temprano inician la jornada de ordeño de las vacas que se encuentran en la unidad pecuaria de nombre Las Gaviotas,   propiedad del núcleo familiar y paso a paso,  elaboran un producto que llega a las comunidades apureñas a un costo netamente socialista y de muy buena calidad.

 

Para este grupo, la faena comienza a las 6 de la mañana, ordeñan y hierven la leche que recolectan del ganado, un trabajo laborioso que necesita de la vinculación de cada uno de los campesinos que viven en ese fundo. Mezclar y después enfriar la materia prima, marcan los primeros pasos para obtener el rubro final.

 

Matamos las bacterias con el hervor, esas bacterias producen la descomposición de la leche, la amargan y luego no nos funciona, aplicando ese paso, queremos mejorar la mantequilla para el consumo de las personas” explicó Elias Bolívar, productor artesanal de mantequilla.

 

Mencionó,  que luego de enfriada la leche, ella misma se “corta” en un proceso natural, sin ningún ingrediente químico que genere esa acción,   para dar paso a otro momento,  también propio del producto lácteo,  una fase de espesor o cuajado,   que con la intervención de la familia por medio de un colador, se rescata los grumos cremosos de la leche y hasta ese punto,  ya se tiene un derivado listo para alcanzar la mantequilla blanca.

 

Apartamos el suero, agregamos los aditivos para conservarla, sal y procedemos a envasar y comercializamos la mantequilla” expresó Bolívar.

 

Este rubro,   tan tradicional en la gastronomía llanera, ya que se consigue en cada puesto de comida,  en las rutas gastronómicas,  en las mesas de las familias, es producida en esa empresa  por un orden de 200 unidades por día, derivadas de 90 litros de leche diaria  y el grupo, está diversificando los sabores de las mantequillas en la actualidad.  Logrando algunas con gusto a ajo, pimentón, aliños verdes y el tan deseado sabor a tocino.

 

El rubro artesanal es vendido a los propios y visitantes del pueblo apureño,   incluso se comercializa para personas en regiones como;  Caracas, Maracay, Barquisimeto, Valencia y Guárico. Lo que demuestra el poder productivo del campo apureño, para llegar a surtir de alimentos económicos, saludables y deliciosos a las regiones del territorio nacional.

 

Con ello,  se continúa consolidando el objetivo de una Venezuela post-petrolera, que dependa de los ingresos y alimentos que sus tierras puede producir, meta que ha trazado el presidente Nicolás Maduro y que se reflejará en las próximas acciones de la Asamblea Nacional Constituyente.

 

Aly Pérez/Prensa Gobernación.

12/08/2017

Comentarios


X